CÓMO CUIDAR LA PIEL SECA Y OTROS DILEMAS HABITUALES

Conocer tu tipo de piel y cómo cuidarla es el primer paso para garantizar el éxito de los tratamientos elegidos. A diario pueden surgirte multitud de preguntas relacionadas con el cuidado del rostro así que, ¡vamos a resolverlas!

La mayor parte de mi piel se muestra normal pero noto una mayor cantidad de grasa en mi frente, barbilla y nariz. ¿Debo usar productos especiales para esta zona?
Se trata de la clásica piel mixta que habitualmente es normal con algunas áreas más secas o grasas o incluso combina las zonas grasas y secas a partes iguales. Si tu piel es normal con una mayor cantidad de grasa en la zona T estás de suerte. No necesitarás usar diferentes cosméticos. Simplemente tendrás que encontrar una línea diseñada tanto para hidrata como para equilibrar los niveles de las pieles normales y mixtas.

Tengo la piel muy grasa. No importa lo que haga ni cuánto la limpie, que sigue siendo igual de grasa o más. ¿Qué puedo hacer?
Aunque suene raro, es probable que la estés limpiando en exceso. Suele ser un problema habitual de las pieles grasas pero afortunadamente tiene solución. Una piel saludable necesita unos niveles de grasa óptimos así que, si limpias demasiado estarás retirando los propios aceites naturales de tu piel y su reacción natural será producir más aceite. Recomendamos adoptar una rutina de cuidado facial apropiada para piel grasa y esto incluye una limpiadora específica que refresque revitalice sin eliminar esos aceites naturales que tanto necesita para restaurar su equilibrio.

Mi piel es muy seca y se descama durante todo el año, sobre todo en invierno. ¿Tengo que aplicarme más crema de lo habitual?
Si utilizas una hidratante que no es adecuada a tu tipo de piel, por más que añadas capas y capas, no conseguirás nada. De hecho, probablemente tu piel reaccione de la forma contraria, obstruyendo los poros. La primera regla es escoger una crema apropiada que hidrate tu piel y la segunda es que menos es mas a la hora de hablar de hidratación. Además, no olvides aplicar antes un serum para potenciar los efectos de la crema.

No suelo utilizar ninguna crema porque tengo la piel grasa y no quiero engrasarla más. Mi amiga dice que debería hidratarla igualmente, ¿tiene razón?
Efectivamente, tu amiga tiene razón. La piel necesita encontrar un equilibrio entre sus niveles de grasa y de agua y por eso, aunque no sientas seca tu piel, necesitas hidratarla igualmente. Si no utilizas una crema adecuada la piel se descompensará generando más grasa pero si elijes la crema correcta, la estarás hidratando sin que aumenten sus niveles de grasa. De hecho, muchas fórmulas específicas para piel grasa contienen ingredientes que reducen su exceso y matifican sus brillos.

 

Texto: Fotografía: Getty Images