Champú sólido: la opción sostenible

Si, como yo, no sabías que el champú se presentaba en forma de pastillas, estás a punto de oír hablar más de esta opción cada vez más popular para el cuidado del cabello. Y si pensabas que las pastillas de champú eran básicamente jabón para el pelo, estás a punto de comprobar que te equivocas (no hay situaciones de pastillas de jabón desmenuzadas).

El tamaño del mercado global de las barras de champú se valoró en 10,2 millones en 2018 y es fácil ver por qué ese número sigue creciendo. Si bien hay, por supuesto, muchas maneras de hacer que tu rutina de belleza sea más ecológica, las barras de champú son la respuesta de la industria de la belleza (y de Oriflame) a uno de los problemas ambientales más apremiantes hoy en día: la contaminación por plástico.

 Cada año, cerca de 8 millones de toneladas de residuos plásticos llegan a los océanos desde las naciones costeras. Esto equivale a depositar cinco bolsas de basura en cada metro de costa del mundo.

 Aquí es donde entran en juego las barras de champú: son un gran punto de entrada para unirse a la lucha contra el plástico. A continuación, te explicamos cómo sacar el máximo partido a su uso.

¿Qué es exactamente una barra de champú?

Las barras de champú son simplemente champú en forma sólida (barra). Se consideran una alternativa más ecológica que sus homólogos líquidos, y la respuesta de la industria de la belleza a los consumidores preocupados por el medio ambiente. Son más pequeñas que un bote de champú normal, por lo que requieren menos embalaje, suelen estar envueltas en papel y no en plástico, y están hechas con ingredientes condensados, por lo que se obtienen más lavados de lo habitual. Y todos sabemos que reducir el consumo es la mejor manera de cuidar el medio ambiente.

¿Por qué los champús sólidos son más sostenibles?

Hay varias razones por las que las pastillas de champú son una opción más sostenible que los champús líquidos, tanto por su envase como por sus ingredientes.

Como las barras de champú son sólidas, suelen estar envueltas en papel en lugar de plástico, que es más fácil de reciclar. Esto, junto con el hecho de que son pequeños y requieren menos envases, los convierte en la opción preferida de los consumidores preocupados por el medio ambiente, el 64% de los cuales buscan ahora productos con envases reciclables, según un estudio.

 Además, como los ingredientes están condensados, las barras de champú duran más que los champús líquidos. Una sola barra de champú equivale a dos botellas de champú estándar de 250 ml, lo que significa el doble de lavados. Así que cambiar los voluminosos frascos por una barra de champú ahorra tiempo (si se tienen en cuenta los viajes a la tienda), dinero y plástico.

 Además, las pastillas de champú son biodegradables por naturaleza, es decir, están hechas con ingredientes naturales que no generan residuos, y utilizan menos agua que los champús tradicionales debido a su formato más concentrado (cualquier líquido tiene más agua en sus ingredientes para darle consistencia). Todos sabemos que el agua es un bien valioso, por lo que cada pequeño ahorro cuenta.

¿Cómo se usa una barra de champú?

Igual que el champú líquido, pero con un poco más de masaje. Aunque necesitan un poco más de fricción que el champú líquido para hacer una buena espuma, siguen siendo capaces de hacer el trabajo bien, y de hecho funcionan mejor cuando se frotan directamente en el cabello.

¿Hay que utilizar un acondicionador después del champú en barra?

Sí, es lo mismo que el champú embotellado; aunque nuestra barra de champú Love Nature está diseñada para no dejar el pelo seco, para una dosis extra de hidratación no dudes en utilizar un acondicionador Love Nature en tu rutina, ya que funcionan muy bien juntos.

 ¿Para quién son las barras de champú?

Son una buena opción para todos los que quieren hacer algo bueno por el planeta con su lavado diario del cabello.

Como son ligeros y duraderos, también son una alternativa práctica para los viajes. Al fin y al cabo, lo último que quiere cualquier persona que esté de viaje es que se le olvide el champú.

La barra de champú Love Nature de Oriflame con aceite de aguacate y manzanilla está formulada sin silicona ni parabenos y contiene aceite de aguacate natural, conocido por sus propiedades nutritivas e hidratantes. ¿Y lo que es mejor? Tiene cero residuos de plástico. Ganamos, ganamos