Cuida el planeta con Love Nature

Las 3 nuevas gamas de cuidado facial Love Nature prometen toda una experiencia sensorial nunca antes vista. Pero además, ahora son aún más respetuosas con el medio ambiente. Sigue leyendo y descubrirás como juntos, cuidamos de la Madre Naturaleza.

1.Plástico reciclado
Te alegrará saber que todos los envases plásticos de Love Nature está producidos con un 40% de material plástico PET PCR reciclado. Las siglas PET hacen referencia al tereftalato de polietileno (poliéster) y hoy en día es el material más utilizado para fabricar botellas de plástico y envases, por su resistencia, su ligereza y su seguridad.

El PCR (plástico reciclado tras el consumo) es lo que hace que los envases Love Nature sean aún más especiales. Procede de material PET reciclado y es un hecho indudablemente beneficioso para el planeta ya que el plástico PCR ahorra agua y energía en su producción, reduce las emisiones de carbono y minimiza el impacto en el medio ambiente.

2. Carácter orgánico
Algunas marcas de cuidado facial afirman que el uso de extractos naturales es suficiente, ¡pero no estamos de acuerdo! Love Nature va más allá buscando su carácter orgánico, dando un paso más en lo que a naturalidad se refiere para poder disfrutar de sus fórmulas de una forma más pura y segura. ¿Cómo? Asegurando que las plantas y os ingredientes utilizados se cultivan, cosechan y procesan sin el uso de agentes químicos. Para que tu piel no esté expuesta a componentes nocivos y para poder aprovechar al máximo todos los beneficios de esos ingredientes.

Otro beneficio de su carácter orgánico es su mayor respeto por la naturaleza y el medio ambiente. Reduciendo el uso de componentes químicos dañinos reducimos también la contaminación a nuestro alrededor y preservamos nuestro ecosistema. ¡Todos ganamos!

3. Biodegradable
Con el paso del tiempo, el agua que existe en el mundo se contamina más y más y es momento de ponerle límites. Por eso los productos de aclarado Love Nature son 100% biodegradables. Se degradan de forma natural a través de las bacterias y otros organismos vivos. Así que, ahora podrás limpiarte la piel sin dañar el medio ambiente.

4. Salva los océanos
No es ningún secreto que el plástico que existe en nuestros océanos es un problema a nivel mundial. Ponerle freno implica cambiar nuestras costumbres y realizar pequeños gestos, que entre todos se convertirán en un gran cambio. Es por esto que, desde hace ya años, no utilizamos partículas plásticas en las fórmulas exfoliantes. En su lugar, se usan micro-partículas exfoliantes naturales (como semillas o cáscara de almendras) que se degradan por si mismas sin dañar la flora ni la fauna marina.

Texto: Fotografía: Oriflame

Compra los productos

Artículos relacionados