Aceites capilares, ¿qué son y cuáles son sus beneficios?

Aplicar aceites naturales sobre el pelo puede parecer contraproducente, ya que durante el día se va engrasando por las impurezas del aire y aplicar un aceite podría añadir más grasa. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Restauran el cabello seco y dado y suavizan su textura dejando un acabado espectacular.

SALUD Y CRECIMIENTO DEL CABELLO

Los aceites capilares ofrecen multitud de beneficios, desde la prevención de daños hasta la mejora de la flexibilidad y la fuerza, lo que en última instancia puede conducir al crecimiento del cabello. Todos ganamos.

Lo hacen protegiendo el cabello de agresiones externas como el cepillado fuerte o el secado con toalla, que pueden dañar los folículos pilosos. Pero hay aceites más pesados y más ligeros para elegir, y hacen cosas diferentes a tu cabello:

"Los aceites más pesados se depositan en el exterior del cabello, recubriendo la fibra capilar, que será la primera línea de defensa contra los agresores externos", dice nuestra científica de tecnologías cosméticas Prunelle Garret. Los agresores pueden ser bastante simples.

"Otros aceites más ligeros pueden penetrar más profundamente en la fibra capilar para mejorar la flexibilidad y fortalecer el cabello desde dentro hacia fuera", dice Garret, lo que protege más contra los agresores ambientales como los contaminantes.

Por supuesto, la razón por la que muchos de nosotros conocemos y amamos los aceites capilares va más allá de la protección y el crecimiento del cabello; se sabe que mejoran el brillo, por lo que puedes conseguir ese acabado digno de salón de belleza en casa. Incluso se ha demostrado que mantienen la integridad del estilo del cabello rizado durante más tiempo.

 

¿QUÉ ACEITE CAPILAR TE FUNCIONA MEJOR?


Hay un aceite natural para todas las preocupaciones sobre el cuidado del cabello, pero nosotros tenemos algunos favoritos. Si tu cabello se siente seco al tacto o dañado y realmente quieres mejorar la textura, entonces debes optar por un aceite más pesado que actúe en la superficie como Aceite Capilar Reparador de Noche Eleo.

En definitiva, depende del resultado que busques y de tu tipo de cabello. Por ejemplo, el aceite de coco es bien conocido por sus beneficios antimicrobianos, además de reducir la visibilidad de las descamaciones, por lo que puede recomendarse a las personas con caspa, aunque sólo tendrá un efecto leve. Productos específicos como el Champú Anti-Caspa con Aceite de Árbol de Té y Bardana Love Nature JUMBO tiene un mayor efecto en la lucha contra la caspa.

El Aceite Protección Capilar Eleo puede utilizarse para proteger el cabello antes del peinado y contribuir a la protección del color mientras el Aceite Capilar Nutrición Instantánea Eleo aporta hidratación y nutrición y proporciona brillo y luminosidad.

BENEFICIOS QUE VAN MÁS ALLÁ DEL ACONDICIONADOR

¿Necesitas aceites para el cabello cuando ya usas acondicionador? Resulta que hacen cosas diferentes: los aceites capilares se consideran más bien un tratamiento para un problema capilar existente, mientras que la aplicación del acondicionador es más general.

"Los aceites capilares pueden aplicarse en zonas específicas y más pequeñas, mientras que la aplicación del acondicionador es más general", dice Garret. "Si una zona necesita una atención especial e incluso más acondicionamiento, como las puntas dañadas, por ejemplo, un aceite capilar o un sérum aportará un cuidado extra a esa zona específica al aplicarlo".


 

CÓMO USARLO

  • Los aceites capilares pueden utilizarse en diferentes momentos de tu rutina de cuidado del cabello: Como tratamiento nocturno/pre-champú: aquí aplicarás más aceite a tu cabello para saturarlo y dejar que realmente se absorba para aportar un cuidado profundo. Cuando te laves el pelo al día siguiente, el champú eliminará el exceso de aceite, pero quedará un residuo para mantener el beneficio del acondicionamiento. Por lo tanto, si decides incluir el aceite capilar en tu rutina como tratamiento nocturno, puedes omitir el acondicionador después del champú. Esto no debe hacerse con demasiada frecuencia para no engrasar el cuero cabelludo y sobresaturar el cabello. Se recomienda una vez a la semana.
  • Como serum capilar: puede aplicarse en zonas específicas para necesidades concretas. Se puede hacer tantas veces como sea necesario. Aplica unas gotas en las manos y frótalas para obtener una capa fina antes de aplicarla en el cabello.