La guía definitiva de maquillaje

Hay muchas cosas a tener en cuenta cuando compras una base de maquillaje: Textura, color, fórmula y cobertura. Si no sabes por dónde empezar, te ayudamos con esta sencilla guía.

ENCONTRAR LA BASE IDEAL PARA TU PIEL
El tipo de cobertura y consistencia difiere según el tipo de piel, por lo que es crucial identificar tu tipo de piel antes de comprar una base de maquillaje.

Piel grasa
La piel grasa agradece una base mate que ofrezca una cobertura de media a alta. Una base que controle los brillos pero que hidrate donde lo necesitas sin taponar la piel creando más brillos.

Piel seca
Opta por un maquillaje con fórmula hidratante. Elimina las células muertas con frecuencia antes de aplicar un maquillaje líquido para mayor nutrición.

Piel Normal
Si tienes la suerte de tener piel normal, entonces el nivel de cobertura dependerá de cómo te guste o como sea la cobertura que necesites según el evento. Si buscas un tono jugoso, aplícate un serum iluminador antes de tu BB o CC Cream.

Piel madura
Los productos en polvo o con texturas muy densas, pueden marcar mucho las finas líneas y las arrugas. Opta por bases de maquillaje ligeras enriquecidas con antioxidantes que te ayuden a cubrir tus necesidades.



3 Consejos para una aplicación perfecta del maquillaje

1. Antes de aplicar el maquillaje, hidrata siempre la piel con las cremas que se adapten a tus necesidades. Si no tiene Factor de Protección Solar, no olvides aplicar un protector solar.

2. Aplica la base de una de estas tres maneras: Si lo haces con los dedos, hazlo a toquecitos mejor que arrastrando el producto por toda la cara. Si prefieres hacerlo con maquillaje, también a toquecitos hasta que se funda con tu tono de piel a la perfección. Si lo haces con una brocha, hazlo en movimientos circulares.

3. Comienza aplicando el maquillaje por la zona de la nariz, puesto que es dónde más rojeces hay. Procura que la zona de la ojera tenga bastante luminosidad, aplicando o bien un iluminador, o un corrector 2 tonos más claros que tu tono ideal. No te olvides difuminar muy bien en la zona de la mandíbula para que no quede cortes entre el color de la cara y el del cuello.

Texto: Fotografía: Oriflame