8 formas de mejorar tu rutina de ejercicios

Puede que practiques deporte con frecuencia, o puede que únicamente unos días a la semana. De cualquier forma, la realidad es que a nadie le gusta ir más de lo necesario al gimnasio, y por eso, no está de más saber cómo sacar el máximo partido a tu rutina de ejercicios.

1. COMPROMISO
La línea que separa el hecho de querer mantenerse en forma y hacer algo para de verdad llevarlo a cabo es extremadamente fina. Mantenerse firme en el compromiso y seguir una rutina de ejercicios apropiada es la clave para construir un hábito de práctica deportiva adecuado. Es imprescindible ser sincero y honesto con uno mismo. ¿Estoy preparado para asumir el compromiso? ¿Cuál es mi objetivo principal?

2. PLANIFICACIÓN
Sin planificación no es possible vencer ni lograr ningún objetivo, por mucho que te lo propongas. La visita al gimnasio puede convertirse en una pérdida de tiempo si no tienes en mente qué es lo que quieres conseguir, así que, en lugar de ir ejercitando los músculos pasando de una máquina a otra, planifica tus rutinas de ejercicios cada semana para conseguir tus objetivos.

3. SIEMPRE HAY TIEMPO
A pesar de mantener un compromiso y una planificación, la vida suele meterse entre medias y probablemente en muchas ocasiones incluso se llegue a interponer en el camino de una vida sana. ¡No te estreses! Siempre se saca tiempo para hacer algo de ejercicio. Por poco que te muevas siempre es mejor eso que nada. Procura mantener un día a día activo, abre tu mente y prioriza tus tareas del día de forma que le saques algo de tiempo para mantenerte en forma. Recuerda que nunca encontrarás el momento perfecto para hacer ejercicio.

OO

4. PIDE AYUDA
Suele ocurrir que queramos maximizar nuestro esfuerzo físico, pero hay que saber que no debemos compararnos con la persona de mayor resistencia del gimnasio. En vez de ello, busca asesoramiento en el mismo gimnasio o pide consejo a un entrenador personal que te organice una sesión acorde con tus necesidades y objetivos marcados para que sepas lo que debes o no debes hacer desde el principio.

5. EJERCICIOS MULTIBENEFICIOS
Duplica el efecto de tus ejercicios y, en vez de ejercitar los músculos de uno en uno, ahorra tiempo y esfuerzo eligiendo rutinas de ejercicios que los ejerciten por grupos. Además, puedes aprovechar cualquier momento para hacerlo, ¡mientras mandas mails o incluso mientras ves la tele!

6. COMBINA
No hay mejor sensación que sentir que has logrado un objetivo marcado y, cuando mayor sea el reto, mejor será esa sensación. Tu cuerpo se ajustará poco a poco al nivel de estrés al que se le somete e irá sacando el máximo partido al deporte que hagas. Se recomienda cambiar la rutina de ejercicios cada varias semanas. También, procura introducir una sesión semanal de mayor intensidad para aportarle un plus de energía a tu metabolismo.

OO

7. DESCANSA
Todos debemos realizar deporte regularmente y mantener un estilo de vida saludable, pero, más de lo recomendable puede resultar perjudicial. El exceso de ejercicio puede desequilibrar tu organismo y tu sistema inmunológico. Céntrate en la práctica deportiva moderada y recuerda que los mejores resultados se obtienen a base de encontrar el equilibrio perfecto entre esfuerzo y recuperación. Estirar, nadar o practicar yoga son ejercicios de recuperación excepcionales. Y por supuesto, ‘nunca subestimes el poder de 8 horas de sueño reparador!

8. ¡TÚ PUEDES!
Y por último pero no menos importante, no seas demasiado duro contigo mismo. Es normal tener días malos, llenos de estrés o con falta de motivación y en esos días alcanzar la perfección es prácticamente imposible. Tómate tu tiempo, inspira y expira hondo y sáltate ese día el gimnasio si crees que lo necesitas. Al fin y al cabo la salud se trata de la unión de factores sociales, físicos y emocionales que se conjugan hasta proporcionarte el bienestar que tu cuerpo necesita. ¡Tú puedes!

Texto: Fotografía: Getty Images