Mejora tu salud y tu flora intestinal

Hamburguesas, chocolate, cócteles… son imprescindibles asociados con el fin de semana. Pequeños caprichos que merece la pena darse después de una larga semana de trabajo. Pero reconozcámoslo, a nuestro organismo no le gusta tanto como a nosotros. Por suerte, si te has excedido últimamente con este tipo de caprichos, hay ciertas cosas que puedes hacer para controlar tu alimentación y recuperar la forma.

Científicos han descubierto la importancia de una flora intestinal saludable para mejorar nuestro bienestar en general. Hasta un 80% del sistema inmunitario se encuentra en el estómago, por lo que es importante mantenerlo en equilibrio.

Prepara el camino
Al incluir fibra saludable y no digerible en nuestra alimentación, estaremos alimentando también a millones de buenas bacterias que se encuentran en el intestino y que son necesarias para una salud óptima. Esas bacterias serán las responsables de proporcionar nutrientes al colon y de regular el tránsito intestinal. Así que aumenta tu ingesta de fibra añadiendo avena en el desayuno, frutos rojos a tus postres y batidos o frutos secos a tus meriendas.

Conoce los probióticos
Existe una razón por las que los probióticos (bacterias saludables) están en boca de todos en la actualidad. Recientes estudios sugieren que es posible que puedan afectar positivamente, no solo al sistema inmunitario y digestivo, sino también a nuestro humor. Así que llegado a este punto, ¿dónde podemos encontrar estas bacterias saludables? En los alimentos fermentados como kimchi, miso, chucrut, kefir y kombucha. ¿No te gusta su sabor? Prueba a añadir un suplemento alimenticio probiótico en su lugar.

Reduce el azúcar
Sabemos que negarse a tomar un dulce es más fácil de decir que de hacer pero, lo cierto es que los azúcares, junto con el alcohol y los alimentos procesados como patatas fritas o refrescos dañan la microflora intestinal y alimentan a las malas bacterias. ¿Qué significa esto? Puede ser que el snack dulce que tomaste sea la causa de que te sientas algo apenado. Así que, para una mayor felicidad, reduce al mínimo los alimentos procesados.

Texto: Fotografía: Oriflame