Puntos negros o filamentos sebáceos – ¿Cuál es la diferencia?

A todos nos ha pasado, estar frente al espejo torturando nuestra piel tratando de eliminar cualquier cosa parecida a un punto negro. ¡Ten cuidado! Puede ser un filamento sebáceo. ¡Averigua que son y cómo tratar con ellos!

Sabemos que rascarse la piel es muy mala idea, pero a veces no se puede evitar. ¡Tenemos que eliminar los puntos negros! Sin embargo, si tienes la necesidad de rascarte, puede que quieras saber si tienes puntos negros o filamentos sebáceos, que son una parte normal del funcionamiento de tu piel.

Entonces, ¿cuál es la diferencia?
Los puntos negros son una forma de acné, compuesta de sebo, células muertas de la piel y bacterias que se acumulan en los folículos pilosos, creando un “tapón” que impide que el sebo llegue a la piel. Cuando el “tapón” se expone en la superficie de nuestra piel, se oxida y se vuelve gris o negro, de ahí su nombre.

Los filamentos sebáceos están formados también por sebo y células muertas, pero suelen ser de color blanco o gris, no negro. No bloquean el poro como un punto negro, sino que distribuyen las grasas a la superficie de la piel, ayudando a que permanezca suave e hidratada. A diferencia de los puntos negros, cuando te los quitas, siempre vuelven ¡porque tienen que estar ahí!

Sin embargo, ya tengamos espinillas o filamentos sebáceos, eliminarlos es muy satisfactorio aunque puede que te dejen cicatrices. Entonces, ¿qué podemos hacer cuando aparecen?

Limpieza facial
Limpia la cara antes de tu rutina de cuidado de la piel. Una pre-limpieza implica el uso de un limpiador a base de aceite para deshacerse de las impurezas antes de uso de nuestro limpiador regular. Este método hace que nuestra piel luzca suave y limpia.

La magia del exfoliante
Los exfoliantes que contienen ácido salicílico tienen beneficios en tu piel. El ácido salicílico penetra en los poros para limpiarlos y romper las uniones con las células muertas, acelerando el proceso de renovación de tu piel, obteniendo unos poros más pequeños.

Mascarilla facial
Una mascarilla facial ayuda a destapar los poros y eliminar cualquier impureza o grasa, lo que significa que tendrás unos poros limpios después de usarla. ¡No te olvides!

Texto: Fotografía: Robert Berggren