Inicio
El pilling de los productos: ¿Por qué te pasa a ti?
El pilling de los productos: ¿Por qué te pasa a ti?
Published: 05/02/2024
¿Alguna vez has notado que los productos de cuidado de la piel de tu rostro empiezan a hacerse bolas, como esas molestas pelusas de tu jersey de cachemira favorito? Si es así, eres una víctima más de la formación de bolitas de producto. Averigua qué puedes hacer para evitar este frustrante fenómeno.
En primer lugar, ¿qué es el pilling del producto?
Puede que asocies el pilling con tus prendas de punto más suaves, pero lo mismo puede ocurrir con tus productos de cuidado de la piel. El pilling de las prendas de punto se produce cuando se acumulan pequeñas bolas de fibra en el jersey, normalmente en las zonas de mayor fricción, como las axilas. Por otro lado, el pilling de los productos se produce cuando los productos de cuidado de la piel se adhieren entre sí en lugar de ser absorbidos por la piel. ¿Cuál es el resultado? Bolas grises con forma de gusano que se forman al aplicar la crema hidratante o el maquillaje, lo que no es ideal cuando llegas tarde y tienes que volver a empezar tu rutina desde cero.
¿Cuál es la causa del formación de bolitas?
Aunque puede tratarse de una combinación de factores, algunas de las razones más comunes del pilling de los productos son las siguientes:
Ver
1. Utilizar demasiado producto
Un poco da para mucho, y esto es especialmente cierto en el caso de muchos productos para el cuidado de la piel. Si utilizas demasiada crema hidratante o una que sea demasiado espesa para tu tipo de piel, te costará más absorberla y el exceso de producto se convertirá en una pesadilla. Qué hacer en su lugar: Se trata de una solución sencilla: aplica menos cantidad de producto o uno más ligero para que se absorba más rápido.
2. Tener prisa
La formación de bolitas en los productos es un fenómeno habitual cuando se dispone de poco tiempo. ¿El motivo? No dar a un producto el tiempo suficiente para que se absorba en la piel antes de aplicar el siguiente. Aplicar apresuradamente la segunda capa provoca una fricción que hace que la primera se desprenda. Qué hacer en su lugar: No te precipites. Deja que el producto se absorba antes de aplicar la siguiente capa. Puedes incorporar este tiempo al resto de tu rutina, por ejemplo cepillándote los dientes después de la hidratación o peinándote después de aplicarte la base de maquillaje.
Ver
3. No exfoliar con suficiente frecuencia
Aplicar productos de cuidado de la piel y maquillaje sobre capas y capas de células muertas es la receta perfecta para la formación de bolas, ya que las células muertas no absorben los productos tan bien como las células recién exfoliadas. Qué hacer en su lugar: Convierte la exfoliación regular en una parte fundamental de tu rutina de cuidado de la piel, para promover y optimizar la renovación celular. Esto es especialmente importante durante los fríos meses de invierno, cuando muchas personas tienden a tener un exceso de piel muerta y escamosa. Nuestro NovAge Skin Renewing Peel elimina suavemente la piel muerta, el maquillaje y la suciedad, para conseguir un cutis radiante y sin escamas.
4. Productos incompatibles
A veces, lo que más te gusta de un producto puede provocar lo que menos te gusta. Es el caso de los productos a base de silicona, que suelen estar presentes en la base de maquillaje o la prebase y se utilizan para crear una barrera contra la pérdida de hidratación y alisar el cutis. Desgraciadamente, esto también significa que aplicar una base de maquillaje con silicona sobre una crema hidratante que también la contenga puede provocar un choque de productos y el temido pilling. Qué hacer en su lugar: Evita superponer productos con siliconas y reduce el número de productos con siliconas que utilizas en tu rutina. Si utilizas una base de maquillaje con silicona, evita una crema hidratante con silicona como ingrediente.
learn more
5. Aplicar los productos en el orden incorrecto
Es importante tener en cuenta tanto los ingredientes como el orden de aplicación de los productos. Los productos a base de agua son los primeros, ya que la piel los absorbe más fácilmente, mientras que los productos a base de aceite retienen la humedad y deben aplicarse en último lugar. Aplicar primero los productos a base de aceite bloqueará la absorción de la piel y hará que los productos a base de agua se apelmacen en el rostro.
Esperamos que estos prácticos consejos te ayuden a decir adiós a las bolas de gusano y a las mañanas arruinadas.
Comprar los productos
Peeling Renovador Facial NovAge
(1290)
NovAge
Peeling Renovador Facial NovAge
17,99 €
25,00 €

Rincón editorial

6 errores en cuidado facial para evitar
Cuidado Facial

6 errores en cuidado facial para evitar

¿No ves los mejores resultados de tu rutina de cuidado de la piel? Puede resultar complicado hacerlo bien. Pongamos fin a los errores más comunes en el cuidado de la piel con esta guía paso a paso fácil de seguir.

Leer ahora

Otras categorías

EDITORIALES DE BELLEZA, LIFESTYLE Y TENDENCIAS
EDITORIALES DE BELLEZA, LIFESTYLE Y TENDENCIAS